Un nuevo año es como estrenar una agenda. Es como un folio en blanco, un portaminas bonito de punta dorada 😉 donde quieres comenzar todo con buena letra y bonito. A medida que pasan los días comienzas a llenar esa agenda de tachones, listas interminables y desordenadas y los propósitos diarios empiezan a no cumplirse. Así tooooodos los años y tooooodas las agendas.

Pero no importa que tarde a temprano empiece a hacer tachones, porque la ilusión con la que empiezo un año es casi comparable a la ilusión de estrenar una agenda o libreta. Me llamaréis loca, pero una loca llena de ilusión y muy positiva.

Este año, pase lo que pase, va a ser especial, distinto, maravilloso, lleno de sueños que se siguen cumpliendo y lo digo con seguridad porque, como en un folio en blanco, yo soy la que tiene el portaminas y la que va a intentar por todos los medios que el año sea muy grande.

No dejéis todo en manos de los horóscopos, el destino y le echemos la culpa al año en sí. Los factores externos existen, si, pero nosotros tenemos que poner de nuestra parte para que nuestros propósitos, sueños e ilusiones se cumplan.

¡Feliz año 2013!

Foto de Nice Party – tienda online y blog de los buenos, buenos 😉 ¡¡Visitadlo!!