Blogging tips

10 ideas para ser una mejor madre trabajadora

Made with Lof.
Foto de Mhina Barrio.
Lola ha cambiado mi vida por completo. Cuando andaba con mi barrigón y no alcanzaba a verme los pies, todo el mundo me repetía “Aprovecha ahora las horas de trabajo, que luego no tienes tiempo” ¡qué exagerados!, pensaba yo… ¡¡Zas, en toda la boca!!

Made with Lof es una empresa pequeñita, y todo lo hacíamos nosotras mismas ¿Que suponía eso? Crecimiento lento. Ya lo dice el dicho ¡quien mucho abarca, poco aprieta! y con la llegada de Lola ¡colapso total de vida y trabajo! 

En estos 10 meses que Lola lleva con nosotros he aprendido muchas cosas y otras tengo que aprenderlas. Nunca he valorado tanto “el tiempo”. Dicen que “el tiempo es oro”, señores, pues “el tiempo de una madre trabajadora es platino”.

Os dejo 10 cambios que me han ayudado a ser mejor madre y mejor trabajadora. 

OBJETIVOS REALISTAS  Los primeros meses tenía ansiedad en el trabajo. Hacía "to do list" de dos folios y medio. ¡De 20 tareas no terminaba ni dos! Eso me generaba ANSIEDAD y frustración. Si Lola no se dormía y yo tenía que trabajar, mi ansiedad aumentaba. ¿Solución? Plantear objetivos realistas. Una lista más pequeña, separar objetivos a largo plazo y a corto plazo y no obsesionarme con ellos. Lola es mi prioridad.

"Deja para mañana, lo que no puedas hacer hoy." Se que el dicho no es así, pero para vivir mejor, me he tenido que agarrar a éste. ;)

PLANIFICAR LA SEMANA CON PAPÁ  La frase “Los niños son de las madres” era otro dicho que escuchaba por todos lados. Yo me decía: "Manu va a ser un padrazo y vamos a repartirnos las tareas y en esta casa imperará la igualdad”. Vale. Manu es un padrazo, Manu hace millones de cosas con Lola pero que  “Los niños son de las madres” es una verdad verdadera como un camión de grande y para intentar solucionar eso, hay que marcarse horarios y repartirse “momentos” con Lola. 

Lo que tenéis que tener claro es que esos horarios hay que cumplirlos y que cuando tu marido le toque el baño y dormirla, tu aproveches para trabajar, darte un baño, hacer ejercicio o descansar. 

CALIDAD, MEJOR QUE CANTIDAD He aprendido que la cantidad de horas que pase con Lola no es tan importante como la calidad. Si me tiro todo el día en casa con ella trabajando y no le presto atención,va a terminar enfadada porque me echa los brazos desde el suelo y no la cojo y yo tb porque me está molestando mientras trabajo. ¿Mejor? Jugar con ella 2 horas tirada por los suelos y olvidarme de la bandeja de entrada del correo, disfrutar de ella a tope y cuando se duerma, aprovechar esa media hora para contestar mails tranquilamente. 

ORGANIZACIÓN  Desde el colegio no me había sido tan útil una agenda, toda madre necesita una. Apunta todo en una misma agenda, tanto lo personal como profesional. Citas del médico, reuniones de empresa, tareas por hacer… TODO. Te ayuda a no tener que retener millones de cosas en la cabeza y olvidarlas. Busca un momento del día para estar tranquila y plantear todo lo que tienes que hacer y apuntalo. ¡Pero recuerda, sin frustrarte porque no las consigues!

Mi momento para pensar en “to do list” imaginarias es cuando voy conduciendo de camino a Lof Shop. Estoy relajada y me voy acordando a todos los que tengo que llamar, contestar, cosas a hacer… nada más llegara a la tienda lo apunto en la agenda. 

¿SUPERWOMAN? PUES VA A SER QUE NO. Enferma del orden. Allá donde voy, voy recogiendo. No me relajo y con la pequeña Lola he tenido que aprender que si no puedo hacer un día la cama, o recoger directamente la cocina después de preparar la merienda, no pasa nada. Soy de esas que recoge los juguetes 18 veces al día. 

Esta es una de las cosas que más me está costando aprender.

6. Repite conmigo, GUARDERÍA. Si necesitas tener una jornada de trabajo, la guardería os va a dar estabilidad a ti y a tu hijo. Puedo dedicar esas horas a mi trabajo sabiendo que Lola está en manos de profesionales. La guardería me ha enseñado a exprimir las pocas horas de trabajo en la tienda. Soy más productiva, más eficiente porque se que una vez que Lola aparezca por la puerta mi tiempo es para ella. 

Lola está encantada con su guarde, con sus mini compis y da palmaditas y todo cuando ve a su seño y allí aprende cosas a la velocidad del rayo. ¿Otra satisfacción? La carita que se le pone cuando la recojo.

DELEGAR. Gracias a Lola he aprendido a delegar en el trabajo. Por falta de tiempo he subcontratado y he repartido tareas y me ha parecido la mejor idea del mundo. He conocido a personas encantadoras a las que admiro, estar orgullosa de ellos y he aprendido a valorar el trabajo de otra gente. 

Yo era de esas personas egoístas que todo lo hacía y pensaba que ¡quién mejor que yo para hacerlas! ¿Quién mejor que yo? Hay millones de personas mejores. Ha sido  la mejor decisión que he podido tomar en la empresa. Las sesiones de fotos para Marina Barrio, la programación y diseño de web para Photonica y las tareas de Made with Lof las hemos repartido proporcionalmente entre Isa, Nani y yo. Sin ellas, no funcionaría nada. 

AUTOMATIZAR. Se trata de trabajar más eficientemente reordenando tareas y teniéndolas ya preparadas. Por ejemplo, lavar todos los biberones de golpe, preparar comida para toda la semana y congelarla, programar tus publicaciones del blog. Organizar por las noches la bolsa de la guarde, ducharte o preparar la ropa para el día siguiente va a hacer que empieces el día con mejor pie.

¿HORARIOS? Si, pero no voy a ser tan alemana. Al principio los horarios me tenían frustrada. Como buena alemana, quería que todo estuviese cuadrado y milimetrado. He aprendido que la rutina es esencial para Lola, pero que si algún día Lola tiene que dormir en el carrito porque estamos en la calle y no la baño, no se me va a desconfigurar cual tamagochi.

COMPARACIONES. No me voy a comparar con otras madres ni voy a comparar a Lola con otros niños. Cada familia es un mundo y cada niño avanza a su manera. Menos comparaciones y más aprender de otras familias, escuchar consejos y luego ya haremos oídos sordos o aplicaremos los consejos que más nos convenzan.

Espero que os sirvan. ¿Me contáis cuáles son los vuestros? ;)

29 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡¡Tu eres una superwoman Laura!! Sobre todo te admiro por trabajar en casa. ¡¡Yo no podría!! ;)

      Eliminar
  2. Me encantaaaaa!!!
    No, no se desconfiguran cual tamagochi.

    Bien que recalques el tema ANSIEDAD en mayúsculas. Cuando nació Lola (la mía), me coloqué la capa y las bragas rojas de fin de año por encima del pantalón. Quise abarcar el cierre de un negocio, formación empresarial, el moldeado de una nueva idea de otro negocio (una, que es masoquista) y ella. La escena final de la historia tuvo lugar en urgencias.

    Me encanta el post. Creo que el secreto está en desdramatizar y dejar de obsesionarse con ser la mujer perfecta.

    Preciosa foto y Lola comestible, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj ¡¡que me he reido con tu comentario!! Llegan ellos y el mundo se para ¿verdad? Me encanta cómo has resumido todo "el secreto está en desdramatizar y dejar de obsesionarse con ser la mujer perfecta". ;) #verdadverdadera

      Eliminar
  3. Me ha encantado el post, es q coincido con todo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. ;) Si es que al final todas somos mamis y vamos a mil por hora. jajaja

      Eliminar
  4. Me ha encantado, comparto todos los consejos contigo al 100%. Una mami de una bebé de 3 meses!!
    Te invito a pasarte por mi blog de maternidad y crianza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mami Latte, encantada de conocerte. ;) Ahora mismo me paso por tu blog, seguro que tengo mucho que aprender de él. Un beso muy fuerte

      Eliminar
  5. Ay Noe! Antes de que naciera baby vitamina tenía un montón de dudas y decidí crear un cuestionario para ver como se organizaban mamás autónomas que admiro. Puedes ver el post aquí: http://bit.ly/1j0Zu0A (Y las imágenes son estas: http://bit.ly/1p6PBf0) Al final he caído en que cada una, junto a nuestro bebé, llevamos nuestro ritmo y siempre acabamos organizándonos, aunque dejemos cosas para mañana. Esta semana baby vitamina está en periodo de adaptación en la guarde, y yo solo se echarlo de menos y poner lavadoras... Supongo que aprenderé a aprovechar el tiempo que él está fuera y entonces todo funcionará mejor, al fin y al cabo, he conseguido muchas cosas con él en casa. Tengo menos kilos y menos pelo, pero lo estoy consiguiendo!!! Un besico a las dos! Lola es <3!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SOnia!!! Tu si que tienes mérito!! Yo metí a Lola con 16 semanas en la guardería porque tenía que trabajar si o si. ¡¡pero tu no lo has hecho hasta ahora y has sacado muchas cosas adelante, la nueva web, el blog siempre a punto...!! Tu ya has conseguido lo peor, ahora vas a trabajar de verdad y cuando vayas a recogerlo de lo guarde y pases la tarde con el lo vas a disfrutar más y vas a estar más tranquila con e trabajo, ya verás. ;) Un beso muy fuerte

      Eliminar
  6. Ahora que se han quedado los peques dormidos y después de tener que tomarme el día libre porque Guille empezaba hoy el cole con horario de adaptación, puedo escribir antes de poder hacer algo productivo con mi trabajo.
    Noe, ya hemos hablado de esto una cuantas veces en la tienda, verdad? Hay noches en la que me acuesto y me tengo que decir: Ánimo! hoy lo has conseguido!, porque parece que esto viene aprendido pero NO! es una enseñanza diaria en la que es fundamental parar y reflexionar para ver si podemos mejorar, y en definitiva ser más felices con nuestro trabajo, nuestra familia y con nosotras mismas!
    Y por cierto.... como dice un amigo mio: un hijo te cambia la vida, dos te la quita! ( soy muy fan de las madres de mellizos, trillizos, etc...)
    Ánimo super mamás! llorando nuestras "penitas" juntas somos capaces de ser mejores ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Y que lo digas!! Gemelos, mellizos... ¡¡esos padres tienen que estar hechos de otra pasta!! Y tienes toda la razón, al final lo que tenemos que conseguir es el equilibrio de ser felices con nuestro trabajo, familia y con nosotras mismas!! ;) Un beso muy fuerte

      Eliminar
  7. Cuánta razón. Desde luego, te cunde mucho más el tiempo con un bebé. Sabes que tienes que hacer determinadas cosas antes de cierta hora. Yo también me agrupo tareas. Jejeje.
    Un abrazo y ánimo! Es durillo pero merece la pena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¿Y qué me dices de cuándo se duermen? Una hace cosas con ansiedad intentando aprovechar el poquito tiempo de la siesta y con una tensión tremenda por si se despierta. jajaja

      Eliminar
  8. Me siento tan identificada!!! Es verdad, tiempo para cada cosa, delegar y disfrutar es muy buena combinación para no enloquecer. Buen decálogo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ratones y Botones!! Me sirve para acudir a él cada vez que esté al borde de un ataque de ansiedad. jejeje

      Eliminar
  9. Pues verás cuando tengas dos jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, los que tenéis dos y tres ya sois de otro planeta. ajjaja ¡¡Y yo algún día quiero ser de otro planeta!

      Eliminar
  10. Me encanta y creo q me lo voy a imprimir y a ponérmelo en la nevera jajaja mi niña tiene sólo un mes y ya me ha tocado volver al trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ¡¡A la nevera!! Mucho ánimo con el trabajo y disfruta también mucho de la enana. Un besazo

      Eliminar
  11. Ay, madre...
    Pues como ya te han dicho. Si tuvieras dos...

    La vida se complica mucho con los niños.

    Yo soy arquitecta ademas de hacer bisutería.

    Y todo el mundo me dice:
    Uy, pues que suerte, porque como trabajas por tu cuenta, tú te organizas...

    Y no se dan cuenta de que eso supone al final no vivir, trabajar hasta las tantas, y no tener tiempo para disfrutar de nada.

    Es fundamental como tu dices organizarse, delegar, y estar tiempo sola para trabajar y disfrutar.

    Mucha suerte con todo.

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, ¡¡qué razón tienes!! Mucho ánimo, ¡¡a mi me queda todavía mucho que aprender!! ;)

      Eliminar
  12. María me ha encantado leerte. Yo tengo tres y trabajo con madres embarazadas y recién estrenadas. Siempre les digo lo duro que es tener un bebé, como se te pasan las horas y cuesta encontrar el momento para ducharte, en general no me creen y en cuanto nace el bebé... zas! En toda la boca! jajajaja
    Lo de reducir las expectativas también lo repito mil veces (incluso a mi misma que también tengo listas interminables de "To do"), objetivos más razonables = menos frustacion = mejor humor.
    Un abrazo y a seguir disfrutando de Lola y de Made with Lof.
    Carla

    ResponderEliminar
  13. Tienes mucha razón, y todo lo que has puesto son cosas que se van aprendiendo con el día a día.

    Intento pasar más tiempo con el niño y no estar tan pendiente de la casa, y eso no significa que mi casa sea una pocilga, solo que en vez de estar reluciente como un anuncio, está habitable, que es distinto...

    No he aprendido a delegar del todo, porque en quien tengo que delegar no es capaz de hacer nada...

    ResponderEliminar
  14. Es la primera vez que vengo por este blog, así que hola! :) Creo que no te has dejado ninguna buena idea... A mí lo que más me cuesta también es eso de dejar de recoger cosas durante todo el día, y eso que yo antes de ser madre era caótica, no ordenaba jamás, me daba igual el desorden... Ahora me pone nerviosísima, pero porque también creo que me retrasa: si está la cocina hecha un cristo de la comida, tardo más en preparar la cena porque tengo que lavar cosas que están sucias, utilizar partes que no están recogidas... en fin. Ves? jeje, me cuesta horroress.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida y nos alegra un montón que te hayas sentido identificada. ;) Tras ver tanta gente igual me he acordado del "mal de mucho consuelo de tontos! jajaja y eso es lo que me está pasando. ;)

      Eliminar
  15. Cuanta sabiduría hay en estas palabras!!! No hay nada como sentirse así, y descubrir que no eres la única! Cuesta mucho aprender todo eso, porque lo aprendes a base de "palos" y pequeñas frustraciones, pero cuando te das cuenta de lo que consigues con un poco de organización, la vida vuelve a ser maravillosa!! Aun y todo, a mi me siguen faltando un par de horas al día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¡¡Qué alegría que tu te pases por aqui!!

      Eliminar
  16. Me ha encantado el post! Me encuentro en esa situación, aunque aún no he aceptado el caos y sigo frustrada y agotada 😉

    ResponderEliminar

« »

Made with lof All rights reserved © Blog Milk Powered by Blogger