Como buena adicta a todas las libretas, cuando vi las libretas diseñadas por Moniquilla, quedé enamorada. Lo mejor de todo, es que mi hermana Isa, como me conoce y sabe que tengo debilidad por las libretas y por la diseñadora Moniquilla… le encargó 4 libretas preciosas que me llegaron en un paquetito el día de mi cumpleaños. Era la más feliz del mundo.
 A día de hoy, ahí están, intactas, al igual que el resto de mi colección de libretas. Me las compro todas por impulso y luego me da pena estrenarlas. ¡¡Pero creo que no soy la única del universo que hace eso!!
Tiene muchísimos diseños y son todos preciosos. Aunque mi hermana acertó con los 4 que me regaló, a cual más bonito.