Hay días que terminan con una sonrisa enorme en tu cara. Asi fue el día de ayer, que después de tanto estrés y trabajo, vienen dos chicas a visitar #lofshop y te dicen: “Somos Caramel Cookie” y es como si comenzara un nuevo día.

Después de hablar por los codos en la mesa, de enseñarles el taller, el local (todavía en obras) donde se impartirán los talleres, etc. me dieron una bolsita. Esas bolsitas bonitas que coges con cuidado y a todo lo que va saliendo de ella le persigue un ¡¡Ohhhh!! ¡¡Aiiiiii!! Y ganas de achucharlas a las dos.

Cuando alguien ha dedicado un tiempo en hacer algo pensando en ti, es una sensación mágica. Esa es la sensación que queremos transmitir desde Madewithlof con nuestros productos. Y Caramel Cookie comparte esa filosofía con nosotras.

Aquí comienza una nueva etapa donde espero pasar muchos buenos momentos con ellas, (que además son vecinas de la tienda), muchos momentos dulces que espero no me hagan engordar mucho y horas y horas de diversión.

¡¡Gracias a Caramel Cookie por este detallazo!! ¡¡Sois muy muy grandes!!